Crónicas del Celuloide: 90 Minutos sin Gravedad

Hoy estuve 90 minutos en el espacio. Alfonso Cuarón tiene la culpa. Y le agradezco que con esta joya del séptimo arte, hoy, al menos cumplí 2 sueños. El primero, ser astronauta e ir al espacio. El segundo, volver a creer en el cine y el talento Mexicano pensando que es de lo MEJOR que hay allá afuera.

El título más simple... y con más de un sentido...

El título más simple… y con más de un sentido…

Más allá de ser una crítica o algo así pretencioso, esto, es solo mi punto de vista de fan traumado, compartiendo porqué Gravity, es de lo mejor que he visto en cine en demasiado tiempo.

Será difícil dejar ir algo que cambió mi vida...

Será difícil dejar ir algo que cambió mi vida…

Desde que ví el primer trailer quede traumado de lo simple e impactante que se veía el concepto. Debo admitir que no quise volver a ver nada desde ese punto y preferí no “saber nada” hasta estar en la sala. Vaya que funcionó. Y hoy, después de (chance demasiados) años, salí de la película queriendo volver a entrar de inmediato a verla de nuevo. Pocas películas tienen ese poder. Al menos en mi experiencia hasta ahora. El siguiente es el primer teaser que se lanzó, si esto no los convence, nada lo hará:

Realmente no se ni por donde empezar, pero respiraré profundamente, como si solo me quedara 3% de oxígeno y tuviera que hacer que cada instante contara y tuviera sentido.

La idea es simple, 2 astronautas viviendo un “peor escenario” que muy posiblemente la NASA ha contemplado mil y una veces como algo que podría suceder. Y es justo ese “podría suceder” que hace que cada segundo de Gravity sea como si estuviéramos ahí. Justo ahí es donde se nota que Cuarón quería ser Astronauta y que todo su sueño está puesto en esta película. Y que lo trató con el respeto y seriedad que todo sueño debe de ser tratado. La magia? un sueño bien contado y tratado es altamente contagioso… y creíble.

George Clooney y Sandra Bullock en el espacio... podría suceder... no?

George Clooney y Sandra Bullock en el espacio… podría suceder… no?

Creo que de aquí en adelante puedo arruinarles bastante de la película si no la han visto, así que vayan, véanla dejen de perder el tiempo leyendo esto, y cuando regresen, ahora si, lo leen.

Todo quedo perfectamente vendido para mí en los primeros 30 segundos cuando salió una pequeña leyenda que decía que (según recuerdo) en el espacio hay una temperatura de -100 grados, no hay oxígeno, no hay sonido y básicamente, estas jodido si algo sale mal. Todo está en tu contra. La música estridente llega a un alto absoluto después del título. Es cierto. En el espacio no hay sonido. Y de ahí una secuencia perfecta donde la cámara ve el planeta, ese silencioso actor que observa todo lo sucedido a lo largo de la hora y media que estamos flotando, nos muestra a los astronautas, dando vueltas al transbordador, reparando cosas, platicando, siendo simples astronautas (si es que eso puede ser simple), todo, sin un solo corte. Básicamente un orgasmo fílmico de como 10 minutos (o algo así). Cuarón diciendo, ASÍ hago mi cine. WOW. Incluso el 3D se vuelve impecable, casi un personaje de la película.

La secuencia inicial bien vale el ticket de entrada...

La secuencia inicial bien vale el ticket de entrada…

Todo se va al diablo rápidamente, un evento aparentemente minúsculo escala a proporciones biblco-épicas en cuestión de minutos y todo está en juego cuando el villano es revelado. Pequeños trozos voladores de “estupidez humana”. Tan feroces, que cualquier otro “villano” palidece contra esta plaga metálica que rápidamente queda claro, regresará en tan solo 90 minutos. Y cada vez será peor. Y de pronto recuerdas esos documentales y esas visitas a museos donde te dicen que en el espacio algo que se mueva nunca se detiene o tardará demasiado en hacerlo y que si algo gira al rededor del planeta no solo no se va a detener, sino que irá cada vez más rápido (y si eso no es real, así lo sentí!)

La basura más mortífera de la historia del cine

La basura más mortífera de la historia del cine

El reloj comienza a correr. Ryan (Sandra Bullock) queda a la deriva como la clásica novata que simplemente, la caga. Aun así queda clarísimo que cagarla, es lo normal en un lugar así. Y entonces se reveló el segundo “malo” de la película. La ingravidez. Y después de que Ryan diera vueltas por algo así como 5 horas (así se siente… aunque sean como 5 minutos) nos queda clarísimo que en el espacio, no hay gravedad, y sin gravedad no hay fricción y sin fricción. Estas jodido. De nuevo.

Las vueltas más estresantes de toda mi vida...

Las vueltas más estresantes de toda mi vida…

Matt (George Clooney) llega rápidamente al rescate (aunque parece una eternidad) y entonces tenemos a dos astronautas que juntos, deben de buscar su nave, regresar y pensar que diablos sigue. Durante los siguientes minutos, todo empeora, lo imposible sigue sucediendo una y otra vez. Los elementos empeoran. Y cada vez queda más y más claro que un humano flotando en el espacio, es tan ridículo, indefenso e inútil como una hormiga tratando de sobrevivir en altamar. En verdad llegó un momento en el que sentí que era de mal gusto y educación seguir tomando mi “frappe” desde la comodidad de mi butaca mientras estos pobres astronautas luchaban por sus vidas en la infinita incomodidad del espacio. Yo era el tercer astronauta, estaba ahí con ellos.

No se preocupen muchachos, lo vamos a lograr!

No se preocupen muchachos, lo vamos a lograr!

Y es la combinación espectacular de efectos visuales (probablemente los mejores que he visto, sin nada que se les acerque ni remotamente… y si creen que exagero, los invito a que me digan que película vende mejor su ilusión), el diseño de audio que es simplemente perfecto y las actuaciones que hasta ahora, no me explico como pudieron ser tan… reales. De pronto entiendo a la perfección al incauto reportero que cuestionaba a Cuarón (o a quien haya sido) sobre las dificultades de rodar en el espacio. Es así de buena. Es así de real. Yo quiero preguntarle lo mismo.

Mi visión de Cuarón en el espacio...

Mi visión de Cuarón en el espacio…

Normalmente una película así se prestaría a mucha acción (que la tiene) y a momentos altamente “palomeros” (que están tan bien hechos, que te los crees), y difícilmente podría lograr drama a un nivel convincente. Y yo no se ustedes, pero hay (más de) un momento en la película que me llevo del estrés total (me caché aguantando la respiración varias veces), a las lagrimas con una simpleza increíble… y cuando me daba cuenta no podía más que reír de lo increíblemente metido que estaba en ser ese tercer astronauta. Probablemente uno de mis momentos favoritos haya sido ver a Sandra Bullock, flotando libremente, después de recuperar el aire, en una posición fetal, con el cordón del traje simulando un cordón umbilical y la ventanilla dando al espacio. Dándonos aire como público y sabiendo perfecto que estamos en el ojo de la tormenta.

Probablemente el momento más emotivo, en el que menos cosas pasan.

Probablemente el momento más emotivo, en el que menos cosas pasan.

Uno de los aspectos que me dejaron completamente incauto desde la primera nota, fue el soundtrack y la fuerza que este tiene. Si, soy una de esas personas raras que prefieren oír soundtracks a música “normal”, y por lo general, este suele ser uno de los aspectos que más me llaman la atención cuando veo una película. Habiendo dicho esto, Gravity tiene el sountrack perfecto. Pasa de ser simple música de fondo, a un diálogo en notas que en momentos, solo está ahí para estresarnos, a veces, por irónico que sea, para recordarnos la importancia del silencio y en otros momentos para embellecer los ya de por sí increíbles momentos en que la Madre Tierra, observa silenciosamente el conflicto mientras este se desarrolla. Steven Price logra capturar magistralmente la escencia del vacío del espacio, la humanidad y su lucha por sobrevivir, en notas musicales. Cierren los ojos, pongan play al siguiente video y díganme si no los transporta de nuevo a esos aterradores momentos en el vacío.

Creo que una y otra vez, mi “detector” de “buena o mala” película es cuanto me veo inmerso en la misma. Un ejemplo clarísimo de esto me paso con “No se Aceptan Devoluciones” donde todos vanagloriaban el increíble final donde lloras porque lloras. Y sin arruinarlo, puedo decirles que en “la” escena final. Se me salió una carcajada seguida de un “no mames”. Me perdió. Vilmente. No se, chance soy raro, chance mi cineasta interno no estuvo de acuerdo en como se ejecutó esa escena final, pero el “nomamesometro” saltó, solo. Sin que yo lo hiciera de manera consciente. Y eso, es lo que normalmente me indica si una película es buena o no (al menos para mí). En gravity, el “nomamesometro” fue destrozado en los primeros 20 segundos y no regresó jamás. Se quedó en la Tierra. De ahí en adelante, era un niño de 4 años en el espacio, asombrado por cada cosa y momento nuevo que veía. Así fue durante 90 minutos. Creo que esa sería mi mejor forma de resumir que es Gravity para mi: Pura capacidad de asombro. Y la compre completita.

Si esto no es real, no se que es...

Si esto no es real, no se que es…

Definitivamente me URGE tener una copia en Bluray de esa joya del cine y ver TODO lo que pueda verse de ella. En verdad no tengo IDEA de como se hizo más de una secuencia y debo confesar que en mi yace una pequeña esperanza de que los “detrás de cámaras” sean algo como “como se filmó todo en el espacio”.

Lo que según yo, será el detrás de cámaras de la película.

Lo que según yo, será el detrás de cámaras de la película.

Solo puedo agradecer que allá afuera exista un cineasta, Mexicano, que haya logrado esto (ya se, hay muchos más, pero en este momento le toca a Cuarón). Es el claro ejemplo de que este país tiene MUCHO que dar. Y que por desgracia, los buenos talentos siguen prefiriendo ir a otros países a realizar sus visiones. Ya que aquí no pasamos de “pan y circo” de nivel “despensa básica”. Ni modo, gracias a esta película seguiré siendo “malinchista” de nuestro cine. Pero es casi como dar clases. Cuando un alumno te entrega un trabajo espectacular y de pronto llega otro y te entrega basura y te pide 10. Ojalá esto mueva a mucha gente, a seguir soñando, a seguir creyendo y a seguir creando. Se que por lo menos, yo seré una de esas personas. Y todo, porque hoy, casi muero en el espacio.

Alfonso Cuarón tenía un mal presentimiento...

Alfonso Cuarón tenía un mal presentimiento…

3 respuestas a Crónicas del Celuloide: 90 Minutos sin Gravedad

  1. Sahori dice:

    De repente andas en Twitter a eso de las 7:46, con el ojo entreabierto y ¡MADRES! te percatas que han escrito sobre “Gravity”. En automático das click al link y te dejas despertar por las líneas que tu dispositivo móvil y el WiFi deficiente de la Anáhuac —que por alguna extraña razón, tardó poco en cargar—, te presentan.
    Comienzas a leer y la sensación de estar en la sala 3D en la ultima hilera de butacas, al centro, quietesita, abrumada, arrobada, inmersa, suspendida en tanta pinche belleza visual, cinematográfica, poética, filosófica, metafísica, humana y musical; llega con una inmediatez apabullante.
    De pronto, te das cuenta que leer la publicación es casi como tomar clases de nuevo con uno de los maestros que más ha cambiado tu manera de percibir las cosas, de apreciarlas y de asombrarte con la magia de las artes visuales. Agradeces infinitamente los párrafos, la descripción, los detalles, incluso la manera en que viste clarito-clarito la expresión del autor al momento de lanzar el “no mames” y el resto de los arrobamientos, emociones y sensaciones que desencadenó en él Gravity. Compartes y coincides en que Cuarón, es otro pedo. Pero sobretodo, que es la viva prueba de que hay gente creativa y CHINGONA capaz de hacer llorar y quitar el aliento en 90 minutos. La esperanza en la humanidad regresa, de pronto estar en un aula desde las 6:30 de la mañana adquiere sentido, quizá a fin de cuentas, no está tan mal ser un soñador empedernido e idealista consumado.

    :’)

    • Vicino dice:

      Y entonces todo cobró sentido de nuevo!!! GRACIAS A TI por siempre ser parte de esos momentos “nomamisticos” y compartir la sana locura de soñar todo el tiempo y creer que podemos lograr miles de cosas!!!😀 – Vamos de nuevo a ver Gravity🙂

  2. […] si no lo habían notado, AME Gravity. Para no marearlos de nuevo con los “porqués” (tema que traté AMPLIAMENTE en otra crónica) […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: