Crónicas del Celuloide: El Arte del Cinéfilo Respetuoso

Las probabilidades son que si están leyendo esto, han ido al cine al menos una vez en su vida. Y si han llegado a este punto de esta crónica, las posibilidades son que al menos una vez, han estado en el cine con “alguien” que simplemente, se olvido del concepto de “respeto”. Ya sea, hablando, haciendo ruido, usando un celular, o simplemente, “siendo”. Hoy, dedico esta Crónica a los pocos héroes que quedan en el mundo y respetan el arte silencioso de ver, pensar, reflexionar y disfrutar una película, llamándolos a unirnos en un grupo de respeto, que propague el buen gusto del silencio en los momentos que debe haberlo. Los demás. Pueden ch*ngar… a su madre la dejaremos fuera de esto. Por ahora.

Antes de comenzar, aclaro, SI, esta Crónica esta basada en este artículo. Me pareció genial y por eso, quise poner mi granito (de celuloide) y hacer esta Crónica. (Y desahogarme)

Aceptémoslo, hay gente que simplemente no piensa. Y más allá de no pensar, existe en una dimensión paralela, donde seguramente, hablar, es la forma más efectiva de espantar a los inimaginables monstruos que los persiguen. Una vieja técnica de supervivencia utilizada y pasada de generación en generación, habilitada por la parte mas ancestral de sus cerebros.

Interpretación de un artista de la "dimensión" de los "seres" que viven con el delirio...

Les tengo noticias. En esta dimensión, nadie los persigue. Ahora, pueden callar.

Se que es demasiado difícil entender una noticia como esta, especialmente así, de golpe. Por eso mismo, hago un llamado a la Comunidad Cinéfila Respetuosa a que detengamos estos actos de pre-histeria que caracterizan a algunas personas de nuestra raza, especialmente en salas de cine; donde por alguna extraña razón, ese cortex cerebral ancestral, es activado y los instintos básicos, liberados.

Bienvenidos, ahora, son parte de algo más grande...

Hay diferentes conductas que los pueden ayudar a identificar a estos engañosos seres, que incluso en ocasiones, pueden parecer similares a nosotros. A continuación hago una breve, pero siempre expandible lista de los avistamientos y actitudes más comunes.

1) El Sabio Iluminado Disfrazado de Humano (También conocido como “El Narrador”)

Esta clase de ser, simplemente lo sabe todo. Y cree en su histeria (y en su historia), que todos deben de ser receptores de su vasta verdad. En algunas ocasiones nos cuentan, escena a escena, lo que sucede en la película, inculso, fracciones de segundo después de que sucedio (dándonos la oportunidad de digerirlo previamente). Generalmente sus comentarios son lo suficientemente audibles como para enterar a un radio de 10 personas de cada momento inspirador que cruza por la mente del iluminado. Estos seres son los más comúnes y suelen encontrarse en un promedio de 1 por cada 10 Cinéfilos Respetuosos y siempre viajan acompañados por una o más personas que creen que realmente son seres iluminados.

En el diagrama podemos ver que siempre habrán más Cinéfilos Respetuosos...

ACCIÓN RESPONSABLE: Un disparo a la cabeza (dos para asegurarse). En caso de no contar con un arma, suele ser suficiente salir 2 minutos de la sala, avisar al representante del cine más cercano y pedirle que los escolten a la salida. Si, nos perdemos unos instantes de la película, pero un héroe de la Comunidad Cinéfila Respetuosa hace lo que tiene que hacer por el bien común general.

CONTRAINDICACIÓN: No es recomendable callarlos ya que su córtex inferior creerá que se trata de un reto y el “duelo” puede escalar a dimensiones inimaginables. Recordemos, sus vidas están en la linea (según ellos), además de tener precaución con el resto de su grupo, que generalmente calla después de perder al líder.

2) El Empresario Exitoso. (También conocido como “El Conectado”)

Estos seres pueden ser engañosos en momentos, ya que pueden truquearnos siendo “silenciosos”. Por lo que se dividen en 2 sub-clases:

a) Los Audibles y b)Los Inaudibles

a) Los Audibles – Son seres que en una constante histeria de delirio de persecución, cuentan con dispositivos celulares que los mantienen al tanto del mundo afuera de la sala. Sus vidas son tan exitosas y estos son tan necesarios en el mundo, que nunca podrán darse el lujo de permanecer tan solo 2 de las 24 horas del día desconectados. Resultando en una molesta situación que nos pondrá al tanto de sus últimas entregas, el estatus del envio de “algo muy importante” o simplemente la “peda” que los espera saliendo de la sala. Cuestión altamente superior a la pagana diversión brindada por un simple filme.

Como podemos ver, los Empresarios "Audibles" pueden ser de CUALQUIER tipo...

b) Los Inaudibles – Son seres similares a los anteriores, que en un acto de supuesta “conciencia”, han preferido optar por solo leer y mandar mensajes de texto, para no tener que hablar. Haciéndo énfasis en sus interactivas y cibernéticas vidas, teniendo a su comunidad de seguidores virtuales al tanto de cada instante de sus vidas (y escenas de la película en cuestión). Desgraciadamente nadie les dijo nunca, que un celular con pantalla brillante, se ve desde una esquina del cine a la otra, resultando en una interrupción visual constante, casi tan irritante como el que habla.

Estos seres siempre están "conectados" y se delatan fácilmente...

ACCIÓN RESPONABLE: La bala sigue siendo una excelente opción, pero además de distraer con el ruido y manchar a otros miembros de la Comunidad Cinéfila Responsable, puede ser difícil de utilizar de encontrarse sentado en un lugar lejano. En estos casos procede la recomendación anterior, llamando a un representante del lugar, o simplemente tomando de las manos del ser el aparato telefónico y lanzándolo contra la superficie sólida más cercana. Es una decisión difícil, pero alguien tiene que hacerlo. Cabe destacar que cualquier acción tomada por la Comunidad Cinéfila Responsable será apoyada por los demás miembros del grupo, por lo que siempre habrá quien los apoye en momentos como esos.

COMBO: De encontrarse un “Infiltrado” en la sala (ver punto 4), el teléfono celular puede ser lanzado hacia la ventana del mismo para llamarle la atención.

CONTRAINDICACIÓN: Esta maniobra es peligrosa, y aunque es un excelente combo, puede despertar a los “Narradores” que se encuentren en la sala.

A continuación una técnica avanzada de intervención en casos de este tipo (solo para expertos):

3) El Glotón Insaciable (También conocido como “El Refill”)

Todos sabemos que una de las formas en que los cines de hoy subsisten es mediante el elevado costo de sus alimentos y bebidas. Y por ende, gracias al consumo de las mismas. Y hay que aceptarlo, es rico comerse de pronto unas palomitas con extra-picante o un rico frappe mientras disfrutamos de la función. Desgraciadamente hay quienes han llevado esto al siguiente nivel encontrando que sus horarios alimenticios, eran completamente intercambiables con las funciones del cine. El resultado: un auténtico pic-nic dentro de la misma sala. Estos seres no comen, tragan todo a su paso, generalmente son reconocibles por su olor a “Nacho” o “Hot-Dog” y simplemente la forma quasi-orgística de comer los delata tanto auditiva como visualmente. Estos seres no tienen fondo. Por lo que se pararán una y otra vez a rellenar lo que puedan, resultando en más de una situación molesta para los que se encuentren a su alrededorm tanto visual, auditiva, así como físicamente.

ACCIÓN RESPONSABLE: En este caso la bala es inútil, ya que estos seres la engullirían inmediatamente. La recomendación es o pedirles amablemente que moderen su glotonería (estos seres suelen ser tímidos, escondiendo sus agresiones en la forma de engullir alimentos, por ende, no suelen contraatacar) o usando algunas “tácticas defensivas” cuando estos regresan de rellenar sus alimentos, acomodándose en el momento justo cuando pasen frente a nosotros, resultando en un derramamiento o caida de los mismos. Este suele ser un momento tan incomodo para el ser, que seguramente se medirá el resto de la película. De lo contrario, será momento de acudir a las autoridades concernientes del cine. Lo sabemos, es una técnica sucia, pero alguien, tiene que recibir la bala por la Comunidad Cinéfila Responsable.

CONTRAINDICACIÓN: Si por alguna razón el Glotón llegara a caer o tirar algo cerca de un “Narrador”, el conflicto puede escalarse y volverse incontenible.

CASO REAL: A Continuación un caso documentado de una familia de Glotones:

4) Los Infiltrados (también conocidos con el nombre clave “Cácaro”)

Estos seres suelen ser los más difíciles de ver e incluso detectar, algunos incluso creen que son solo un mito ya que sus altas habilidades de supervivencia y su adaptación evolutiva, los ha colocado en el epicentro de la maldad. La sala de proyección. Estos seres, hechos de maldad pura, han logrado entrar al corazón de toda sala de cine, resultando en un insulto directo a todos y cada uno de los presentes en la sala, escalando su maldad a niveles exponenciales. Algunas de las formas de detectar su presencia puede ser:

– Cuando la imágen no “alcanza” o se “sale” de la pantalla (resultando en un “cacho” de pantalla  o subtítulos perdidos)

– Cuando solo se escuchan las bocinas delanteras del cine (y no las otras 15 colocadas a lo largo de la misma sala y por las cuales pagamos más de $50 pesos en nuestra entrada)

– Cuando las luces siguen prendidas aún habiendo comenzado la película.

– Cuando los créditos (las letras) finales son cortados a la mitad.

– Cuando podemos oir la conversación de la sala de proyección entre un ser “Cácaro” y el otro (o más).

– Cuando la película se corta (por cualquier razón) y además regresa 5 minutos después de donde iba.

El escondite promedio de un "Cácaro"

ACCIÓN RESPONSABLE: Estos seres son inmunes a las balas ya que un grueso vidrio los protege, pero hay un talón de aquiles. Los silbidos.  La técnicas y formas de hacer estos silbidos son diversas, lo importante, es hacerlos. Si no saben como silbar, entonces inviten a un compañero Cinéfilo Respetuoso a hacerlo, siempre habrá quien esté dispuesto a hacerlo por el bien de todos y generalmente es contagioso. Si esto falla, podemos regresar a la primera recomendación, buscando a un representante del cine y exponiendo el caso. Desgraciadamente, esta técnica quita minutos preciados de la función.

CONTRAINDICACIÓN: Los silbidos pueden ser contraproducentes si se encuentra algún tipo de “Narrador” en la sala, este puede creer que es parte de su juego y unirse al mismo. Procedan con precaución.

5) El Padre Responsable (También conocido como “El Inconciente”)

No satisfechos con ser ya parte de algún otro tipo de los seres antes mencionados, estos seres se caracterizan por haber transgredido todas las leyes de la naturaleza, habiéndose unido con otros, procreando un nuevo ser, que eventualmente puede caer en una o más de las categorías antes mencionadas. No obstante, estos seres “Inconcientes” llevan sus crias a todos lados, sabiendo el inminente peligro que correrían al ser detectadas. Estos son fáciles de detectar ya que sus crias aún no entrenadas, llorarán a lo largo de la película (generalmente de clasificación B o C) delatando su posición constantemente. Sobra decir que un pequeño ser de estos llora sin importar que película sea.

El problema en esta imagen... todos son adultos y la película es Clasificación "C"...

COMBO: Si la criatura se encuentra en una edad un poco más avanzada, las posibilidades de que sus padres sean “Narradores” se incrementa exponencialmente. Si la familia es lo suficientemente grande, puede haber variaciones de todas las clases. Siendo sin lugar a dudas, el caso más peligroso de todos.

ACCIÓN RESPONSABLE: Amenazar a los padres de la criatura con sonidos del tipo “shhh” suele ser suficiente. De no funcionar, es recomendable unirse con mas Cinéfilos Respetuosos para ejercer presión. Si aún esto no funciona, es perfectamente válido acudir al representante del cine más cercano y demandar una solución pronta.

CONTRAINDICACIÓN: Los padres de esta criatura pueden ser de cualquier tipo, por lo que es recomendable tener extrema precaución antes de tomar acción, especialmente si es un grupo grande.

6) Los Calenturientos (También conocidos como el “2-en-1”)

Estos seres, normalmente entre los 14 y los 25 años, viajan en parejas, en la mayoría de los casos del sexo opuesto, y entienden el cine como un lugar para llevar a cabo intercambios cromosómicos y de fluidos. Estos se pueden encontrar generalmente en las últimas filas de las salas y en las partes menos iluminadas o separadas. Su instinto de preservación está en nivel de alerta todo el tiempo y sienten la indetenible necesidad de aparearse en cuanto las luces son apagadas. Olvidando que se encuentran rodeados de Cinéfilos Respetuosos. Cabe destacar que sus cerebros estan invadidos de hormonas y es inútil hablar con ellos.

Un auténtico festín de hormonas siendo detenida por la autoridad en cuestión...

ACCIÓN RESPONSABLE: La salida rápida puede implicar un sacrificio de parte del Cinéfilo Respetuoso, dejando caer “casualmente” su refresco sobre la pareja, logrando, que su atención y concentración, se vaya. Sin embargo, la acción más efectiva, suele ser la de llamar al representante de la sala sacrificando unos minutos de película, por el bien del grupo.

CONTRAINDICACIÓN: Estos seres pueden esparcir su condición a otros seres débiles que se encuentren cerca de ellos, por lo que es recomendable tomar acción contra ellos lo antes posible.

EXTRA) Los que Tienen que Correr. (También conocidos como “Patadas de Ahogado”)

Estos seres generalmente suelen combinarse con algunos de los anteriores, haciendo claro el hecho de que tratarán de irse causando malestar hasta el último instante. El miembro promedio de la Comunidad Cinéfila Respetuosa sabe que una película no termina, hasta que termina el último crédito de la misma, tanto por respeto de quienes dedicaron años de su vida a realizarla, como por cultura para saber quien hizo lo que acaban de presenciar. “Los que Tienen que Correr” harán lo imposible por pararse incluso antes de que estos créditos comiencen, estorbando y bloqueando la vista del Cinéfilo Respetuoso que sigue viendo la película.

Estos seres suelen ser rápidos para evitar ser vistos...

ACCIÓN RESPONSABLE: Pedir de la manera más atenta que se hagan a un lado y movilicen su salida quitándose del frente para despejar el campo visual del Cinéfilo Respetuoso. Generalmente su prisa es tal, que aceptan rapidamente moverse sin saber que acaba de pasar, sin entender que la película, sigue a sus espaldas.

CONTRAINDICACIÓN: Generalmente estos seres salen más rápido de la sala que el tiempo que estorban visualmente, por lo que puede ser contraproducente llamarles la atención.

Se que existen más seres allá afuera y estos están ahí, esperando el momento exacto para arruinar nuestras películas favoritas. Por lo que los invito a mencionar cualquier tipo de ser que haya omitido en esta Crónica, o que simplemente, sea algo tan tenebroso y nuevo, que sea desconocido para mi.

Existen seres inimaginables esperando ser descubiertos allá afuera...

Sea como sea, es bueno saber que la mayoría de los casos son solucionables con un par de minutos que dediquemos yendo con los responsables directos del cine o sala en cuestión y exponiendo el caso. Lo único que es seguro, es que nunca debemos dejar que estos seres se salgan con la suya!

Claro que otra opción sería elevar los costos del cine como en Japón ($20 dólares) para ahuyentar aquellos seres de dudosas intenciones. Pero eso, afectaría incluso al Cinéfilo Respetuoso de hueso colorado, por lo que al final del día siendo más Cinéfilos Respetuosos que seres de las sombras, unidos podemos acabar con ellos con una acción a la vez!

3 respuestas a Crónicas del Celuloide: El Arte del Cinéfilo Respetuoso

  1. Zero dice:

    En el caso del “padre responsable” creo que gran parte de la culpa la tiene el cine al permitir la entrada a funciones B ó C a niños menores, personalmente es el más comun y molesto.
    P.D. El gerente del cine a donde voy (dado que solo hay un conjunto de cines por aca) ya me sueña ya que siempre salgo a decirle que saque a medio mundo jeje.

  2. Zero dice:

    Ahhh olvide decir como solución “pepper spray”, es silencioso, no necesitas advertirle, la davertencia es para el siguiente que quiera abrir la boca, aparte será una lección de vida creeme esa persona lo pensara 2 veces antes de volver a romper las reglas!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: