Crónica del Celuloide: El cine y su música.

Para variarle un poco a las Crónicas, esta semana he decidido, después de unos cates y otros tantos empujones, hacer el segundo podcast de Las Crónicas Vicino. Este, como bien lo dice el nombre, habla sobre cine, pero que mejor aspecto del cine para un podcast, que las mismas ondas sonoras musicales que acompañan a toda película. Es por eso que el tema que uso como escusa en esta ocasión, es la música del cine, mejor conocida como banda sonora, score o sountrack. Cabe destacar que este post, está hecho una vez más en colaboración con Liana Ylonen, a quien agradezco por su (casi) infinita paciencia!

Tan ta ra ran, Tan ta ra ran... uno de los temas más conocidos del cine!

Tan ta ra ran, Tan ta ra ran... uno de los temas más conocidos del cine!

¿Qué es un soundtrack?

Para acabar de entender que es, y porqué se llama así, tenemos que irnos a un punto básico del proceso de creación de cine; al filmar una película, la cinta que captura la imagen, solo captura eso, por ende, no tiene sonido.

Generalmente el sonido se captura aparte en otro tipo de cinta y en el proceso de post-producción, estos son unidos para dar la ilusión de que el sonido proviene de la cinta que vemos (además de un intrincado proceso de re-creación del sonido de la película casi en su totalidad, de este tema, pueden saber MUCHO más en este programa de Floppy Radio!). Del mismo modo, la música, es integrada mucho después en el proceso de postproducción de la película. Teniendo su propia pista, además de la de sonido, y la de video. Por ende, siendo el “track” que contiene el “sonido”. Al ser mucho más que simple sonido, algunos prefieren nombrarlo “Score” o también conocido en lenguas de habla hispana como “Banda Sonora”.

Así es, esto es pura imagen, nada de audio.

Así es, esto es pura imagen, nada de audio.

¿A quién le interesa eso?

Sobra decir que en poco tiempo, Hollywood encontró la forma de sacar provecho a estas composiciones, creando un mercado pequeño, pero en algunas ocasiones millonario, donde se vende por separado, la pura música de la película. Razón gracias a la cual, de pronto los soundtracks de películas diversas, se han visto poblados (y en ocasiones sobre-poblados) por autores de “moda” y cantantes de “nombre” para ayudar tanto a las ventas de la película, como del disco. Ejemplo que queda claramente ilustrado cuando la mercadotecnia y las modas se juntan y crean soundtracks como el de “Titanic”, que en 1997 vendiera más de 30 millones de copias a nivel mundial gracias a una sobre-exposición mediática. Algunos de los soundtracks más cercanos en esta categoría son el de “The Bodyguard” con más de 16 millones de copias vendidas en 1992, gracias a la ahora decadente Whitney Houston (que pasa con las canciones melosas y las películas aún peores?!), seguidos de cerca por el sountrack de “Purple Rain” con ni más ni menos que Prince encabezando el disco en 1984.

3 héroes, 3 épocas, 3 películas... demasiada cursileria...

3 héroes, 3 épocas, 3 películas... demasiada cursileria...

Esto hace que surja la pregunta inevitable que más de una vez me hizo comprar un “soundtrack” que no quería:

¿Cómo se si estoy comprando o consiguiendo la música de la película, o un montón de rolas insípidas que no tienen nada que ver con lo que yo escuché en el cine?

Esto puede ser engañoso y una vez más, producto de la mercadotecnia que como siempre, tiende a arruinar más de una situación cuando se mete donde no le corresponde.

Por ende, he aquí la lista oficial de tipos de soundtracks que existen y que pueden ser el próximo que compres:

1. Soundtracks Musicales

Generalmente enfocados a películas de género musical, conteniendo todas la composiciones cantadas durante la película como es el caso de “Little Shop of Horrors” ó “Grease”.

Cursi + Cine = Ventas

Cursi + Cine = Ventas

2. Soundtracks conocidos como “Original Score”.

Estos son los que contienen únicamente la música de “fondo” o composición original utilizada durante toda la película (y el enfoque principal de esta Crónica). Algunos ejemplos son los soundtracks de “Star Wars” ó “The Godfather”.

John Williams, haciendo música de verdad.

John Williams, haciendo música de verdad.

3. Soundtracks conocidos como “Albums” inspirados o basados en la película.

Estos son los que quieres evitar si las “modas” no son lo tuyo. Generalmente contienen música de las “estrellas pop” del momento que para aprovechar el tren, ponen su rola más “conocida” en el Álbum, para hacerse promoción y apoyar a la película dándole “renombre”, casos de esto abundan y por desgracia el primero que me viene a la mente es “Transformers: Revenge of the Fallen – The Album” con éxitos como los de “Linkin Park”… *suspiro*…

Medida de supervivencia

Por lo tanto, la próxima vez que compres (o bajes) un soundtrack, primero, asegúrate de SABER que tipo de soundtrack quieres, ya que muchas veces, se lanzan tanto los “Scores” como los “Álbums” de una misma película, y puedes llevarte una decepcionate sorpresa si buscabas el contrario. ¿La forma más fácil de identificarlo? – Checa el tracklist que viene en la parte trasera del disco, si en este abundan nombres “conocidos” de “estrellas”, ten por seguro que estás viendo el Álbum, en cambio, si ves títulos de situaciones sin nombres de autores conocidos, seguramente estarás viendo los nombres de las diferentes composiciones utilizadas en la película.

Uno dice ALBUM y tiene un montón de artistas "conocidos", el otro, solo dice SCORE

Uno dice ALBUM y tiene un montón de artistas "conocidos", el otro, solo dice SCORE

Aunque ese dato puede salvarte de una mala compra (o descarga), no en todos los casos existen los dos tipos de soundtrack, y de hecho, en muchas ocasiones, solo salen o los álbumes, o los scores, o ninguno de los dos, así que la próxima vez que quieras hacerte de un soundtrack, primero decide que quieres, luego asegúrate de que lo que obtengas, sea justo eso! Y para cerrar con broche de oro, te recomiendo el podcast que viene justo a continuación!

El podcast!

Para escuchar el podcast hay 3 opciones:

1) Le dan “Play” al reproductor que se encuentra justo debajo de esto y lo escuchan en streaming (si salen de la página se corta).


2) Se meten a mi página de podomatic aquí y se suscriben donde aparece el icono de iTunes (suponiendo que tengan y usen iTunes) de modo que cada vez que un nuevo podcast esté en línea, automáticamente se descargará en su iTunes.

3) Le dan click derecho a la imágen del podcast justo debajo, y seleccionan “guardar como” y lo descargan directo a su computadora y listo!

Click derecho sobre esta imágen - guardar como... fácil no?

Click derecho sobre esta imágen - guardar como... fácil no?

Recuerden que este podcast es posible gracias a que ustedes lo escuchan! – Me encantaría saber cuál es su soundtrack favorito y para hacera un próximo podcast con los resultados. Por lo tanto, para armarlo, sería interesante que compartan cual es su soundtrack favorito, y dentro de ese, cual es su tema o rola predilectas y la razón por la que lo son para ustedes!

Ah y claro, también se aceptan sugerencias, dudas y correcciones!

8 respuestas a Crónica del Celuloide: El cine y su música.

  1. Gracias por el viaje espacial al mundo de los soundtracks del cine.. no cabe duda que la música es parte esencial de su magia. Trabajare gustosamente sobre los próximos … (a pesar de sus cambios de estado de ánimo, locuras y delirios pasajeros)
    EXCELENTE PODCAST!!

  2. Jn dice:

    Seria muy soberbio el decir que solo se tiene un soundtrack favorito es como decir que solo se tiene una peli favorita cuando siempre hay muchas y tan distintas unas de otras… por otro lado no te podrias sacar una cronica o un programa sobre musica que se puede usar para juegos de rol, y bueno si no se han sacado su programa de juegos de rol hagan uno de D&D

    saludines

  3. mosconariz dice:

    Fue una buena introducción, por ahí dicen que harán otros programas, eso me deja expectante…

    Ojalá toquen nombres como danny elfman, ennio morricone, elliot goldenthal, john williams y philip glass.

    Sobre el podcast, te imagino perfecto grabándolo en la noche con la puerta cerrada y pensando en “ojalá no me oiga mi mamá porque va a creer que estoy loquito… más loquito”.

  4. nAAA … lo de loquito.. creo que todo mundo lo sabemos menos el hohohohohoho

  5. Yalka Potter dice:

    Una buena aportación para los que nos encantan los soundtracks!!!!

    Me agradó mucho que hicieran esa diferencia o aclaratoria sobre los ‘albums’ y los ‘score’.

    He de decir que a mí me agradan las dos, pero no todos los soundtracks están divididos así, un ejemplo de ello es ‘Dan in real life’ que contiene música del cantante y compositor Sondre Lerche que al menos no es tan conocido pero que hace una maravilla al mezclar temas interpretados por él y en otros la música que fondea algunas escenas, realmente una delicia! Pero más me gustó y sorprendió que al mismo tiempo que se realizaba el film se grabara la banda sonora y Lerche compusiera (casi al hilo) los temas. Algo que tiene que valorarse.

    Debo decir que son muchos los soundtracks que me encantan, compositores sin duda Hans Zimmer, Nicolas Hooper, Randy Edelman, John Williams (algunos, no todos), DeVotchka.

    Tampoco puedo satanizar los ‘albumes’ porque sería injusto, algunos bien valen la pena; algunos temas están inspirados y creados específicamente para determinada película y si la canción pega ¡qué bien! No tiene nada de malo. Ejemplos hay un sin fin, como ‘Music & Lyric’ que no precisamente es un músical, pero las canciones fueron hechas para esta película, en lo personal, considero que atrapó muy bien el estilo de los 80’s.

    Hablar de los soundtracks, de los estilos, de los gustos, de los compositores, se puede llevar mucho más tiempo.

    Gracias por la aportación.

  6. Serch dice:

    ‘[…]Titanic”, que en 1997 vendiera más de 30 millones de copias a nivel mundial gracias a una sobre-exposición mediática[…]

    Por eso mismo JAMÁS he visto Titanic.

    Aún cuando el cine era mudo, según sé, se tocaba, en
    algunas películas, la música en vivo, al menos eso es lo que tengo entendido. [Bueno, lo mencionas también el podcast]

    Un soundtrack, en este casi el ‘score’, me atrevo a decir que tiene la misma importancia que la película, es algo difícil de imaginarse una sin la otra. Y cada una sirve como asociación de la otra, como mencionabas, con el tema de Odisea 2001, Star Wars [otra que tampoco he visto], El Padrino, La Lista de Schindler, Indiana Jones, etc, casi inevitablemente te traslada a determinada situación de la película.

    Es increible el dato que diste sobre el soundrack de Transporting, lo ignoraba.[Por cierto, me sentí en un rave [nunca he estado en uno]]

    De mis ST favoritos no sabría cuál decir, quizás los que mencioné allá arriba, diría que el del ‘Pianista’ aunque en su mayoría son composiciones de Chopin y algún otro músico clásico.

    ¡Felicitaciones por este podcast!

    ¡Saludos!

  7. Serch dice:

    Disculpen semejante error…

    Felicitaciones a Vicino y a Liana Ylonen por este
    podcast!!!

  8. Oráyon dice:

    ¡Mi hermano! (Y acabo de descubrir que también colega Anahuacófilo)

    En mi carácter de diseñador de audio, habiendo leído bastante sobre esto y mas aún, habiéndolo experimentado. Creo que estamos dejando a un lado un aspecto importantísimo como es el diseño de audio; efectos sonoros.

    En el párrafo inicial, acertadamente haces referencia al “track de sonido” que va acompañando a la imagen.

    Popularmente se comercializa como “soundtrack” y “score” como tan detallada y correctamente publicaste en esta crónica. Pero el “soundtrack” en el sentido cinematográfico va mucho más allá.

    ¿Qué sería de Star Wars sin el efecto de sonido de los sables de luz, los tie fighters, los jawas, pistolas laser, etc? ¿Cómo le creemos a Wall-e que en verdad tiene vida sin todo el panorama sonoro que Ben Burtt tuvo a bien crear?

    En este soundtrack van mezclados los díalogos, efectos sonoros y música. Ciertamente el mood, o emotividad a grandes rasgos lo determina la música (o la ausencia de ella, como es el caso de “Cast away” de Tom Hanks).

    Entonces ¿Qué brindan los efectos sonoros dentro de un soundtrack de una película? Credibilidad. Así de sencillo. Diseñar un soundtrack va mucho más allá de meterle música a las imágenes. Es reforzar auditivamente lo que se ve en pantalla para sumergir al espectador en el ambiente sonoro de la película, porque somos seres integrales y concebimos al mundo de esa manera. No nada más vemos, sino escuchamos todo lo que nos rodea aunque no nos demos cuenta de ello.

    Por tanto, es un reto lograr que el espectador nos crea. Cuenta Stephen Sondheim (Sound Designer) que durante la post-producción de la película de Forrest Gump, se dieron cuenta que las pelotas de ping-pong (una secuencia bastante extensa) no sonaban como tales. Eran simplemente impactos, porque no se microfonaron correctamente. ¿Solución? Agregarle sonidos de pelotas de ping pong que sí suenen como tal. Y hay toda una carrera detrás de esto, se llama “foley” y “Sound effect editor”.

    De hecho el cine ha logrado tanto impacto en nuestras vidas que ha creado un nuevo set de sonidos para nosotros. Nos ha mentido tanto sobre el sonido de una pistola, que cuando tenemos la oportunidad de escuchar una real, “no nos matcha el audio con el video”. Y no nada mas sobre artículos de ese carácter… cosas sencillas como puertas. ¿No te has puesto a escuchar que la puerta de tu casa no tiene ese rechinido característico de las puertas mediáticas (radio, tele, cine)? Eso es porque… ¡No es una puerta!

    Hace poco tuve la oportunidad de hacer algunos anunciós de radio y TV sobre una marca grande de cerveza. Los creativos no sentían que el “destape” de la corcholata sonara real, aún cuando había grabado 12 botellas con corcholata (Agua de tehuacán ya muy vieja que estaban por ahí en la oficina) y estaba muy contento con mi destape. Pues, para no hacer el cuento largo, después de quitarle algunas capas al sonido que había creado, incluí un fabuloso… ¡CORCHO! Los creativos al escuchar ya el destape nuevo, me felicitaron y preguntaron cómo le había hecho para conseguir que sonara tan grande. Les dije que había conseguido una cervezotota… Pero así es… el mundo de la publicidad y el cine nos han hecho creer que el sonido que hace una cerveza al destaparse es en realidad el de una botella de vino o de champaña al descorcharlo.

    Haciendo referencia al podcast, Spielberg dice que el soundtrack es 50% de la creación cinematográfica. Se refiere, por supuesto, al soundtrack en este sentido de Música+SFX+Dialogo+Sonido directo.

    En mí opinión, es más del 50% de la película, pues el sonido tiene la capacidad extraordinaria de mover nuestras emociones al grado que sintamos esa gran mentira que es el cine como algo real.

    Quizá si pensamos en un modelo, pensaría que la imagen propone y lanza una emoción, mientras que el “soundtrack” lo aterriza y lo hace creíble.

    En fin. Como ven yo podría seguir comentando por los siglos de los siglos, pero sentía necesario aportar esto por aquello del celo profesional.

    Saludos, y abran los oídos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: